BIZCOCHO DE YOGURT DE ARÁNDANOS VEGANO

¿POR QUÉ DEBERÍAS COMER YOGURT VEGANO?

A diferencia de los yogurts tradicionales, los yogurts veganos no contienen lactosa, lo que elimina los inconvenientes para aquellos intolerantes a esta sustancia. Además, contienen menos niveles de azúcar y no contienen grasas.

Por otro lado, numerosos estudios desaconsejan el consumo de lácteos por sus consecuencias en nuestro organismo, aparte de fomentar una industria que se basa en el maltrato animal.

Los yogurts veganos pueden ser elaborado a base de diferentes sustancias (soja, almendras o coco), por lo que los beneficios nutricionales varían de acuerdo al tipo de yogurt.

Sin embargo, como características comunes a todos los yogurts veganos podemos decir que sus azúcares fermentados y probióticos son suaves para el estómago. Además, los yogurts veganos ayudan a regular el sistema digestivo, ya que proporcionan una gran cantidad de bacterias saludables.

Te recomiendo elegir las versiones sin azúcar agregado, y fortificados con calcio y vitamina D.

ARÁNDANOS – UNA DE LAS MEJORES FRUTAS DESINTOXICANTES

Los arándanos son MUY bajos en calorías y ricos en vitaminas y antioxidantes.

Se los considera una de las frutas más saludables: previenen enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas, diabetes y cáncer.

Además, los arándanos ayudan a disminuir el colesterol, mejoran las defensas y la actividad cerebral, y son beneficiosos para la piel y el cabello.

TIPS

  • Sabrás que el bizcocho o budín de yogurt vegano está listo cuando se dore levemente por fuera. Para comprobar que está listo, te recomiendo introducir un palillo de madera o brochette en el centro y comprobar cómo sale. Si sale limpio, estará en su punto justo. Si sale con pequeños trozos de masa, todavía le falta un poco.
  • Puedes reemplazar los arándanos por otros frutos rojos, tales como frambuesas o moras.
  • Es posible congelar o freezar el bizcocho o budín de yogurt vegano. Una vez horneado y enfriado, córtarlo en rodajas, y colócalas en una bolsa de plástico en el congelador/freezer. Los puedes conservar las rodajas freezadas hasta un mes. Cuando tengas ganas de comer una porción, simplemente la puedes descongelar en el microondas o con un golpe de horno.

INGREDIENTES

1/2 taza de yogurt vegano de arándanos ALPRO®
-3/4 taza de leche de almendras sin azúcar
-1 cucharadita de extracto de vainilla
-1 pizca de sal
-1/4 taza de azúcar de caña
-ralladura de un limón
-1/2 cdta de zumo o jugo de limón
-1/2 taza de arándanos frescos
-2 tazas de harina de espelta
-2 cucharaditas de polvo de hornear
-1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
-2 cucharadas de mantequilla vegana derretida o aceite vegetal

INSTRUCCIONES

1. Mezclar el yogurt vegano con la leche de almendras, la mantequilla vegana derretida, el zumo de limón, y el extracto de vainilla.
2. Agregar los ingredientes secos (azúcar, harina, sal, ralladura de limón, polvo de hornear y bicarbonato de sodio) y mezclar bien.
3. Agregar la mayor parte de los arándanos (reservar algunos para colocar luego por encima de la preparación) y mezclar bien con una espátula.
4. Colocar la preparación en un molde de silicona o en una budinera previamente enmantecada con mantequilla vegana y enharinada y colocar por encima los arándanos reservados.
5. Cocinar en horno precalentado a 180° C durante 45 minutos aproximadamente hasta que esté dorado por fuera.
6. Dejar enfriar y cortar en rodajas para servir.

Deja un comentario