MERENGUITOS VEGANOS DE AQUAFABA

¿QUÉ ES EL AQUAFABA?

El aquafaba es una de las opciones ideales para sustituir al huevo de la repostería, sobre todo para reemplazar claras batidas a punto nieve. Es simplemente el líquido resultante de la cocción de los garbanzos.

Se puede hacer casero en casa y es muy simple de preparar. Simplemente, hay que colocar un colador fino sobre un cuenco y vaciar sobre él el bote de legumbres, removiéndolo con suavidad para que caiga todo el líquido posible. De esa forma, se obtiene el líquido viscoso y ligeramente espeso, que es muy similar a la consistencia de la clara de huevo. Se puede preparar y conseguir en distintas propiedades, ya sea espumante, emulsionantes, aglutinantes. Otra forma de obtenerlo es preparándolo de forma casera. Simplemente hierve garbanzos en agua por unas horas hasta que se ablanden, déjalo enfriar y guarda el líquido obtenido. ¡También se puede guardar en un recipiente de vidrio en la heladera/nevera unos 4 días! 

Las bananas o plátanos, las ciruelas, pasas, la calabaza, el lino, las nueces y los garbanzos se usan mucho para sustituir el huevo en muchas recetas. Los sustitutos de huevo son principalmente almidones, proteínas de soja concentradas, o frutas y semillas naturales. Si bien estos funcionan perfectamente bien en muchas recetas, no resultan ideales para preparaciones delicadas de clara de huevo, ya que no logran sustituir del todo la textura y el sabor. Para esas preparaciones, el aquafaba resulta ideal.  

El aquafaba contiene hidratos de carbono, proteínas y sustancias vegetales que durante el proceso de cocción pasan a formar parte del agua. Se parte de la base de que el aquafaba es líquido en un 95 % y el 5 % restante son hidratos de carbono primarios y proteínas. El aquafaba tiene un aporte calórico y nutricional muy bajo, ¡Una cucharada tiene tan sólo 3 calorías!. Aunque el aquafaba contenga muchísimas menos calorías que la clara de huevo, el uso de azúcar en algunas preparaciones aumenta su valor calórico, por lo que recomiendo regular la cantidad de azúcar agregada.

BENEFICIOS DE REDUCIR LA INGESTA DE HUEVO  

Al reducir el consumo de huevo en la dieta diaria se pueden conseguir innumerables ventajas. El huevo es asociado con el desarrollo de enfermedades del aparato circulatorio y aumentan el riesgo de sufrir cáncer debido a su alto contenido de colesterol y grasas saturadas. ¡Tiene tanto colesterol que comer un huevo al día equivale a fumar 5 cigarrillos! Además, la industria es horrible y puedes colaborar a que no continúen con el continuo maltrato animal y la crueldad que implica. Los huevos “free range” simplemente cumplen con una regulación que impone mínimos de los tamaños de las jaulas, ¡Que igualmente son minúsculas! 

 

 TIPS

 

  • Es clave agregar el cremor tártaro para que logre esa consistencia. Otra variante es agregarle limón, pero no quedará igual así que recomiendo no dejar de utilizarlo.
  • Es muy importante armar el merengue vegano con el horno y la placa ya lista. El merengue vegano baja mucho más rápido que otro merengue no vegano. Por eso, recomiendo hacer todo en el momento y no guardarlo en la heladera/nevera para cocinarlo más tarde porque se va a bajar y perder líquido. 
  • Para darse cuenta que el merengue vegano ya está listo, se tiene que poner duro y formar picos cuando se bate. Otra forma es intentando dar vuelta el bowl y que el contenido adentro no se caiga ni se mueva para el costado. Un merengue está listo y perfecto cuando queda completamente duro. 

 

INGREDIENTES

  • Líquido de un frasco o bote de garbanzos de 400 gr
  • ½ taza de azúcar glass o impalpable
  • 1 cdita colmada de cremor tártaro
  • Frutos rojos y crema/nata vegana para servir

INSTRUCCIONES

  1. Batir el aquafaba con un batidor de mano a máxima potencia hasta que se empiece a hacer espuma (3/4 minutos aproximadamente). Agregar cdta. de cremor tártaro y seguir batiendo.
  2. Luego agregar el azúcar glass y continuar batiendo. En total se debe batir unos 8 minutos hasta que se forme el merengue. 
  3. Colocar el merengue vegano de aquafaba en una manga y armar los copitos de merenguitos sobre una placa con papel de horno/ manteca o una alfombra de hornear de silicona. Cocinar en en horno bajo (100 grados) durante más o menos 2 hs y 30 min/3hs hasta que se sequen y se formen los merenguitos. Si el horno en general calienta mucho, dejar la puerta un poco abierta para evitar que se caliente demasiado.
  4. ¡Ya están listos los merenguitos veganos! Se pueden servir con dulce de leche vegano, crema/nata vegana o chocolate derretido con frutos rojos.

Deja un comentario